¿Por qué corro?

jogging-2343558_1920
Gracias a pixabay.com y sobretodo, a su autora Komposita por ceder la imagen gratuitamente.

Esta es una pregunta que me hacen muchas veces y que también me hago yo mismo. ¿Por qué corro? ¿Por qué corres? Mi respuesta siempre es la misma: Y, ¿por qué no? Hoy en día, en Internet, podemos encontrar muchos blogs explicando todo los beneficios físicos y psicológicos de hacer deporte, y especialmente los aspectos positivos del “running”. En esta entrada, más que hablar de esto, querría contar por qué corro y qué sensaciones tengo cuando lo hago.

Normalmente, todos llevamos una vida ajetreada, ya sea por el trabajo, por estudios o por combinar ambas a la vez. Aparte de nuestra vida profesional tenemos que atender otros aspectos, la vida personal: familia, hijos, amigos, típicos recados, ir a recoger tal cosa en esa tienda, arreglar problemas de papeleo… En la sociedad de hoy en día vamos a contracorriente y tenemos mil cosas que hacer y pensar. Esto nos desgasta en el día a día y nos estresa, creando un poco de ansiedad. Por eso, salir a correr para despejarme y desconectar de la rutina es algo genial. Me permite estar yo solo, conmigo mismo y alejado de las preocupaciones. Es ese momento de tranquilidad en el que solo está permitido disfrutar. Las sensaciones que tengo al correr y desconectar de todo son geniales y me ayuda a después a estar más descansado y con más energía.

En este “break” de la rutina, mi mente vuela, imagina, sueña y disfruta. En ese momento es cuando mi parte más creativa aflora y muchas de mis mejores ideas han surgido mientras corría. . Es como un tiempo de inspiración en el cual mi cabeza, al estar más liberada, sin esfuerzos ni obligaciones, tiene mejores ideas y más creativas.

Correr me permite marcar objetivos y hacerme un plan con un horario de entrenamiento. Esto ayuda a ordenar mejor mi vida, y potenciar mi parte más superadora. Así puedo ir viendo como cada día me voy superando, y consigo estar un poquito más cerca de la meta que me proponga. Este aprendizaje de organizarse se pueden aplicar en el día a día y mejorar en la vida personal o en el trabajo. Esto supone un gran aprendizaje en la vida de uno, desarrolla el espíritu de superación que tenemos en el interior. Este pequeño detalle hace que mejoremos en muchos otros aspectos de la vida. De este deporte podemos aprender más cosas de lo que uno piensa.

Finalmente, correr me sirve para conocer nuevas ciudades, nuevos barrios de mi ciudad o nuevos rincones que nunca había descubierto. Muchas veces corro sin música, así me permite involucrarme en la ciudad, ver el ambiente, ver la gente como pasea y como se divierte. Es muy divertido y recomendable, permite aislar de tu día a día fácilmente. De esta forma he conocido ciudades maravillosas como Barcelona, Madrid y Amsterdam. Además, correr por la montaña es genial, permite conocer nuevas rutas para ir de excursión, disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza, respirar aire puro y sin contaminación, contacto directo con la naturaleza y muchas veces estás completamente solo. Me encanta ir a correr por la montaña.

Anuncios