Bazar: un restaurante en una antigua iglesia en Amsterdam

Una de las cosas que más me gusta de Ámsterdam es la cantidad de restaurantes y ofertas gastronómicas con las que cuenta. Hace ya varios meses que descubrí, en el barrio De Pijp, un restaurante muy peculiar: Bazar. Lo más característico de este lugar es que está ubicado en una antigua iglesia. La decoración interior, junto con la  mezclan sabores y culturas de sus elaborados platos, transportan al comensal al lejano oriente.

IMG_4761.JPG

Muchas de las opciones que ofrece son platos típicos de África y Oriente Medio. Entre ellos se encuentran:  el falafel, diferentes variedades de Kebabs o hummus. Mi recomendación es la ensalada de falafel. Las raciones son muy generosas y el precio es muy económico, para lo que acostumbra a ser Ámsterdam. Por ejemplo, el plato del día son 8.5€

img_4760

Creo que cualquier momento es bueno para hacer una parada en Bazar. Desde la mañana, cuando se puede disfrutar de uno de sus maravillosos brunchs, hasta una cena informal por la noche. Es un lugar que me transmite calma, me hace imaginar que estoy en cualquier otro país fuera de Europa.

img_4758

Me gusta mucho la decoración del restaurante; las tablas de colores, las llamativas lámparas o su bonita vajilla. El restaurante es muy grande y  es un lugar ideal para una cena informal con un grupo de amigos. También es un lugar adecuado para hacer una parada si pasáis por el mercado de Albert Cuypstraat. Los mejores platos están disponibles a partir de las 16:30h 

Anuncios

I Love Japo Sushi Bar en Palma

El otro día fui con mi amiga Juana a un restaurante japonés situado en el barrio de Santa Catalina, en Palma (Mallorca). Consiste en un barrio lleno de restaurantes y bares en el cual podemos disfrutar de un gran ambiente durante el fin de semana. El restaurante está situado en la calle Magi donde se encuentran gran parte de los bares para tomar algo luego.

El local, a primera vista, parece muy pequeño, pero tiene una gran profundidad y cuenta con más mesas en el fondo y en otra habitación. Al llegar estaba bastante lleno, pero rápidamente nos colocaron en una mesa de dos. La carta no es muy extensa y podemos encontrar diferentes tipos de piezas de sushi (niguiri, sashimi, maki…), los precios de los cuales oscilan entre 1,25€ y 2€ por pieza. No hay mucha variedad pero desde mi punto de vista es suficiente. En la carta podemos encontrar también entrantes típicos, platos calientes (arroz y fideos), tartar y ensaladas. Para más detalles dejo el enlace de la carta: aquí.

IMG_7465

Pedimos unos yakisoba, dos niguiris de salmón, futomaki happy y uramaki ebiten para compartir. Los fideos llegaron rápidamente pero para servirnos las piezas fueron muy lentos, tuvimos que esperar bastante. El personal era muy amable pero se notaba que iban hasta arriba de trabajo. No se si era justo ese día pero es verdad que nos llegó a molestar un poco su lentitud.

IMG_7466

El plato yakisoba no era muy grande pero estaba muy rico. En cuanto a las piezas estaban muy buenas pero su tamaño era demasiado grande, resultaba difícil poder comer correctamente. A mi particularmente me gustan más pequeñitos para así poder masticar más fácilmente. La calidad del salmón de los niguiris era bastante aceptable.

IMG_7467

Al pedir la cuenta nos la trajeron enseguida y nos pidieron disculpas por la tardanza en servirnos. Detalle que siempre se agredece mucho y hay que tener en cuenta que un mal día lo puede tener todo el mundo. Recuerdo que hace unos años fui un día a comer y no fueron tan lentos, asi que habrá que darles otra oportunidad.